Banner
Usar puntuación: / 126
MaloBueno 

Tocaima es conocido como el municipio de la salud. Se dice que sus aguas termales, el clima y los balnearios son el mejor lugar para aquellos que sufren de enfermedades pulmonares, del corazón y de artritis entre muchas más. Claro que allí hay una cantidad de  sitios turísticos como el Cerro de Guacaná, el gran pozo, los pocitos azufrados y museos, que hacen de él un destino turístico importante dentro de Cundinamarca.

El Gran Pozo es un sitio campestre que ofrece los servicios de aguas medicinales y azufradas, también de lodo terapia y las caminatas ecológicas, que les permiten a muchos un espacio para el descanso. Dentro de este lugar se halla el Árbol del Amor.

Los pocitos azufrados cuenta con piscinas diseñadas para que lleguen los nacimientos de aguas cercanos; la llegada al lugar se hace en taxi o en chiva, el pasaje tiene un costo de $ 1.000 por persona;   La tarifa de ingreso a los baños es de $ 5.000 adulto y $ 3.000 niños. Hay zona para camping y alquiler de caballos para recorrer los alrededores.

El Cerro de  Guacaná es el lugar indicado para observar los valles de los ríos Bogotá y Magdalena. Cuentan los habitantes que los indígenas Panches dejaron una gran riqueza histórica plasmada en las gigantescas rocas que se encuentran allí.  Este lugar, con el paso del tiempo, se ha convertido en un mirador para aquellos que desean contemplar la naturaleza en todo su esplendor.

Dentro del casco urbano se encuentra el museo de Pubenza, dividido en tres partes: la primera es paleontológica, donde se encuentran los fósiles hallados en estas tierra como el mastodonte bebé de 16 mil años de edad, una tortuga acuática y un cocodrilo prehistórico contemporáneo del mastodonte, entre muchos otros.

La segunda parte es arqueológica y hace un recuento desde el arte rupestre de los primeros habitantes de la región. La tercera, es la recuperación del ferrocarril, punto importante de la región. La entrada al museo tiene un costo de $ 2.000 por persona.

Y para terminar, no olvide caminar por el puente “El Suspiro” que es la vía que comunica Tocaima con Agua de Dios, llamado así por que los enfermos de lepra se despedían de sus seres queridos al ser recluidos en el Lazareto de Agua de Dios. Fue catalogado en una época como el equivalente al Muro de las Lamentaciones en Israel.

Si desea llevar un recuerdo a su casa, puede visitar las artesanías típicas de la región, tejidos en fique, elaborados con las manos y pies como herramientas principales de trabajo; claro que si desea comer algo muy rico antes de comenzar a caminar por este municipio puede desayunar con lechona o tamal, servido en hoja de plátano, acompañado de masato.

UBICACIÓN:

JavaScript must be enabled in order for you to use Google Maps.
However, it seems JavaScript is either disabled or not supported by your browser.
To view Google Maps, enable JavaScript by changing your browser options, and then try again.


Add comment

Security code
Refresh

FacebookTwitter
Banner
Banner